Para hacer fotos fantásticas de paisajes, apunta estos útiles consejos

Muchos fotógrafos se adentran en el mundo de la fotografía debido a una temática en especial: la fotografía de paisaje. Sin duda, cuando tenemos un precioso paisaje ante nuestros ojos resulta más sencillo obtener buenos resultados, pero cuidado, porque puedes obtener resultados aceptables, o resultados increíbles si sigues los consejos que te damos a continuación.

Planificarse:

Si lo que deseamos es conseguir una excelente fotografía de paisaje, lo primero que debemos hacer es tener una buena planificación, ya que esto se relaciona directamente con nuestro propósito final, que es obtener una hermosa captura de paisaje.

Debemos ser pacientes:

Esta es una importante virtud, ya que difícilmente llegaremos a una localización, a disparar de inmediato la toma y obtenemos la mejor foto de nuestras vidas.

Apartemos la pereza para buscar los más nuevos puntos de vista:

Si lo que buscamos es sorprender con una foto de paisaje, entonces no podemos limitarnos a realizarla desde un mirador donde todo el mundo accede. Debemos ir por lugares estratégicos, dedicando tiempo y esfuerzo.

Apoyémonos en los modos de disparo semi automáticos:

En oportunidades un rayito de sol puede colarse entre una masa de nubes, o se posa un pájaro frente al árbol que tenemos delante, estas son las situaciones en las que no tenemos tiempo de configurar la cámara en modo manual, pero para eso están los modos semiautomáticos de prioridad a la apertura de diafragma (Av/A) y prioridad a la velocidad de obturación (Tv/S), que suelen ser mucho más ágiles al momento de trabajar.

Usemos lentes angulares:

De un buen paisaje impacta su grandiosidad, y la manera más adecuada de trasladar eso a una imagen es empleando un objetivo con el que podamos abarcar un gran ángulo de visión.

Nunca dejemos a un lado el Trípode:

La foto de un paisaje siempre debe ser muy nítida, y para lograrlo se requiere de trípode, y de esta manera se elimina toda posibilidad de trepidación por movimiento de la cámara justo al momento del disparo, lo que beneficiará el resultado de nuestra toma.

Aprovechemos los filtros:

Si hay algo que no podemos dudar es el beneficio del uso de filtros, pues eso cambia el resultado de nuestras tomas de una manera notable. Los más usados son los filtros polarizadores, filtros de densidad neutra y los filtros degradados de densidad neutra.

Disparar en formato RAW:

Entre las ventajas de hacerlo, es que nos permite tener mayor flexibilidad al momento de editar la foto sin perder calidad de imagen.

Ir por la máxima profundidad de campo:

Para conseguirlo existen diversas opciones. La más sencilla es que optemos por trabajar con una apertura de diafragma pequeña, de manera que podamos obtener una gran profundidad de campo. Pero la opción más recomendada es que trabajemos con la hiperfocal, que se refiere a la distancia mínima de enfoque con la cual conseguimos una mayor profundidad de campo, obteniendo un enfoque que se extiende desde la mitad de esa distancia hasta el infinito.